Michelle Jenner en “Julieta” de Pedro Almodóvar, por Alberto Monje Gama

Michelle Jenner en Julieta de Pedro Almodóvar. © El Deseo

Michelle Jenner en Julieta de Pedro Almodóvar. © El Deseo

Juan Ramón Jiménez desnudó poco a poco su poesía hasta convertirla en pura lírica. A lo largo de su vida quiso reflejar lo más hondo de su espíritu a través de versos simples, pero con potente significado. Pedro Almodóvar ha comenzado con Julieta su propio proceso de depuración juanramoniana. El espectador que se enfrente a su nueva película se encontrará con una propuesta, a priori, simple, pero que esconde en su interior uno de los mayores esfuerzos de su creador por llevar al límite las posibilidades de eso llamado cine. En este proceso de desnudez de su filmografía, Almodóvar no va a contar con personajes divertidos ni situaciones hilarantes. Julieta es una propuesta absolutamente dramática, sin un minuto dedicado a la comedia. Si el manchego siempre ha apostado por los personajes rotos por dentro, no habrá de otro tipo en esta gran película.

Basada en tres relatos de la Premio Nobel Alice Munro, la película comienza con Julieta (Adriana Ugarte y Emma Suárez) cuando se encuentra con Bea (Michelle Jenner) una amiga de la infancia de su hija Antía, a la cual no ve desde hace años. Bea le cuenta que Antía está casada y tiene tres hijos. Este encuentro a Julieta le sirve para reabrir las heridas de su oscuro pasado. Para cerrarlas, decide contarle a su hija mediante cartas todo lo que nunca se atrevió a revelarle.

El personaje de Julieta es interpretado en su juventud por Adriana Ugarte y en la madurez por Emma Suárez. Poco a poco el espectador ve cómo la protagonista se sumerge más y más en su propia oscuridad. Julieta nunca, o casi nunca llora. Nunca, o casi nunca, externaliza el dolor que la mata por dentro. Nunca, o casi nunca, comparte sus miedos y sus inquietudes. Sin embargo, la mirada de ambas actrices está plagada de ese dolor infernal. Tanto Ugarte como Suárez son capaces de destacar por la contención de su trabajo. La tortura la llevan en todo momento por dentro.

Cuando es joven, Julieta conoce en un viaje de tren a Xoan (Daniel Grau), del que se enamora. Almodóvar, en este proceso de misticismo en el que está inmerso brinda en el tren una de las imágenes más poéticas y con mayor significado de su filmografía: el reno en el paisaje nevado. Su lirismo y misterio harían aplaudir al mismísimo David Lynch. Mientras su vida con Xoan continúa, la película narra las más diversas desgracias que le ocurren a la protagonista y nos presenta a uno de los personajes clave: Marian (Rossy de Palma). Esta mujer tiene un espíritu sombrío, oscuro y muy conservador. Su mirada se dirige al interior de Julieta y la analiza sin pudor ninguno. Hay quien ha dicho que Marian representa el único personaje “cómico” de la cinta, pero no hay que olvidar que personaliza la mayor oscuridad del ser humano, donde Julieta nunca querrá llegar aunque no pueda evitarlo.

Uno de los momentos más complicados de la cinta, la transición de la Julieta joven a la adulta es resuelto por Almodóvar de la forma más magistral a la que el manchego, y el cine en general, pueden llegar. La escena, de una belleza bergmaniana, tiene una fuerza visual tremenda y un lirismo arrollador: Julieta no solo envejece, sino que el dolor que la mata por dentro la debilita más y le quitan las pocas esperanzas por la vida que le quedan.

En la segunda parte de la película, ya con Emma Suárez en el rol principal, el espectador verá a una Julieta destrozada, solo rodeada de muerte y desamparo. La película ahonda más en el personaje de Lorenzo (Darío Grandinetti), el lado más enigmático de la cinta. Por otro lado, casi al final de la obra, el ya citado personaje de Bea, interpretado por Michelle Jenner, realiza su pequeña, pero indispensable aportación a la película. Sin ella, ese final tan abierto como claro de la cinta no sería posible.

El propio Almodóvar ha definido su nueva película como un “drama sin lágrimas”. Al igual que sus protagonistas, el espectador no sentirá la necesidad de llorar en ningún momento, no es lo que busca el director. El manchego quiere que el dolor se lleve por dentro y su estilo desnudo y simple consigue que Julieta arrolle sentimentalmente. Es muy posible que ésta sea la película más profunda de Pedro Almodóvar, en la que ha conseguido trasladar de mejor manera el dolor de sus personajes a la pantalla. En ese sentido, podríamos hablar de una película cuasi perfecta. Solo el tiempo colocará a Julieta en su lugar, pero no debe ser arriesgado posicionarla muy cerca de otras obras magistrales como Todo sobre mi madre o Volver. Mientras el tiempo hace su trabajo, solo nos queda citar a Chavela Vargas, con la que Almodóvar despide la cinta: “Si tú te vas se va a acabar mi mundo, el mundo donde solo existes tú…”.

Ficha Técnica:

Título: Julieta / Director: Pedro Almodovar / Año: 2016 / País: España / Guión: Pedro Almodovar (basado en varios relatos de Alice Munro) / Fotografía: Jean-Claude Larrieu / Reparto: Emma Suárez, Adriana Ugarte, Michelle Jenner, Daniel Grao, Inma Cuesta, Dario Grandinetti, Rossy de Palma, Pilar Castro, Susi Sánchez, Joaquín Notario, Nathalie Poza, Ramón Agirre, Mariam Bachir, Blanca Parés, Priscilla Delgado, Sara Jiménez, Tomás del Estal, Agustín Almodovar, Bimba Bosé.

Trailer de la película en Youtube:

Sobre el autor:

Alberto Monje GamaAlberto Monje Gama, periodista cinematográfico que colabora en Esencia Cine.

Esencia Cine

Alberto Monje en Twitter

Alberto Monje en Youtube

Hoy se estrena “Nuestros amantes” con Michelle Jenner y Eduardo Noriega

Como bien saben nuestros fieles seguidores, este viernes día 3 se estrena Nuestros amantes, la nueva película de Miguel Ángel Lamata protagonizada por Michelle Jenner, Eduardo Noriega, Amaia Salamanca y Gabino Diego. Con permiso de las compañeras de Michelistas reproducimos aquí su reseña del preestreno de la película, al que tuvieron ocasión de acudir hace pocos días:

Michelle Jenner y Eduardo Noriega, nuestros amantes

Michelle Jenner y Eduardo Noriega, nuestros amantes

Sinopsis:

Carlos (Eduardo Noriega) es un escritor de guiones de cine de unos 40 años frustrado profesionalmente. Irene (Michelle Jenner) tiene 30 años y no tiene claro qué hacer con su vida. Sobre ellos aún planean las sombras de sus antiguas relaciones: María (Amaia Salamanca) y Jorge (Gabino Diego). Cuando Irene se encuentra con Carlos en una librería-café, sin conocerle de nada, se acerca a él y le propone un juego: convertir sus vidas aburridas en una aventura. Irene es una soñadora de los pies a la cabeza. Carlos ha olvidado cómo soñar. Juntos harán lo imposible por lograr ser felices. Sólo hay una norma: no enamorarse.

Continuar leyendo la reseña en la página web de Michelistas

Michelle Jenner en la gran pantalla: una retrospectiva

Filmografia MJ CartelesMichelle Jenner está en la cresta de la ola. Su magistral interpretación como Isabel de Castilla en la exitosa serie de Diagonal TV para La 1 de TVE ha relanzado su popularidad hasta convertirla en una de las actrices con más proyección y futuro del momento, con casi tres estrenos simultáneos en cartelera y nuevos e interesantes proyectos a la vuelta de la esquina. Todo un logro para aquella jovencita que desde su más tierna infancia soñaba con ser actriz, pero – como se suele decir – el camino del éxito comienza con un simple paso. Repasemos, pues, la trayectoria profesional de Michelle en la gran pantalla desde sus comienzos hasta el estreno de Nuestros amantes.
Su debut cinematográfico tuvo lugar con un pequeño papel de reparto en la película Faust (2001) de Brian Yuzna, una discreta producción de serie B de la Fantastic Factory donde una jovencísima Michelle, con apenas quince años, interpretaba en diversos flash-backs a la versión juvenil de la actriz protagonista (Isabel Brook). Como detalle anecdótico, en diversos momentos del filme se insinuaba la posibilidad de que su personaje hubiese sufrido alguna clase de abusos por parte de su progenitor, lo que no deja de ser una curiosa premonición de su futuro trabajo en No tengas miedo. Apenas fueron unos segundos en pantalla, pero resultaba evidente que aquella chica de mirada azul, intensa y expresiva prometía, como bien se ha encargado de demostrar el tiempo.

Nubes de verano (2005)

Nubes de verano (2005)

Tras Faust la actriz participó en diversas series de la televisión catalana como El cor de la ciutat (2000) o Mes enllá de las estrelles (2003), entre otras. Ya en el 2004 regresaría a la gran pantalla con otra breve colaboración en la película Nubes de verano de Felipe Vega, en la cual daba vida a Natalia, la joven canguro de los hijos de la pareja protagonista, y donde también participaba Natalia Millán, la intrigante Lola Mendieta de El ministerio del tiempo.
En el 2005 llega por fin su gran oportunidad al conseguir el personaje de la ingenua y atractiva Sara Miranda en la exitosa serie de Antena 3 Los hombres de Paco. A través de varias temporadas su tormentosa y precoz historia de amor con Lucas Fernández (Hugo Silva) llamó la atención de una legión de admiradores de ambos sexos que fueron testigos de la evolución de su personaje y de cómo este fue madurando episodio a episodio. Aunque el rodaje de la serie monopolizaba casi todo su tiempo, Michelle logro encontrar huecos en su agenda para participar en cortometrajes como Tight (2006) de Sergi Vizcaino o Cinco contra uno (2007) de Jorge Naranjo. Al año siguiente sería María, una joven aspirante a actriz que trae de cabeza a Pablo (Pablo Rivero) en Íntimos y extraños: Tres historias y media (2008), la ópera prima para la gran pantalla del publicista y realizador Rubén Alonso de Frutos. Una agridulce comedia acerca de varias parejas que nunca debieron serlo, que obtuvo el Premio del público en la 53 Semanci de Valladolid. Por desgracia, Íntimos y extraños es una de esas películas esquivas que se proyectó en contadas salas de cine del territorio nacional y que a día de hoy todavía no se ha editado en DVD, por lo que mucha gente aun no ha podido disfrutar con su visionado, aunque quienes si han tenido esa fortuna se deshacen en elogios acerca del gran papel que Michelle realiza en la misma.

Extraterrestre (2011)

Extraterrestre (2011)

Para compensar su siguiente trabajo tuvo mucha más repercusión (comercialmente hablando): nos referimos a Spanish Movie (2009), una película cuyo título homenajea sin tapujos toda una serie de locas comedias norteamericanas, aunque en realidad se centraba en parodiar éxitos del cine español del momento como Alatriste (la película, no la serie de TV protagonizada por Aitor Luna) o El laberinto del fauno (2006), entre otros. En esta ocasión Michelle daba vida a una pequeña hada que sufría mil y un tormentos a manos de una diabólica niña. Su alegre y extrovertida interpretación es una de las pocas cosas memorables de este filme, por lo demás intrascendente y que tampoco ha supuesto un hito significativo en la carrera de ninguno de sus protagonistas. Todo lo contrario de lo que ocurre con Circuit (Xavier Ribera Perpiñá, 2010), una película romántica, experimental y vanguardista ambientada en la cosmopolita ciudad de Barcelona que narra diversas historias de amor y desamor a la manera de círculos concéntricos, y en la que nuestra actriz favorita interpreta el rol de Eva, una joven y sofisticada modelo. La película se presentó con notable éxito en diversos festivales como el de Málaga (al que acudió Michelle junto con el resto de protagonistas y el realizador del filme) o Shanghai, aunque al igual que en el caso de Íntimos y extraños ha tenido una distribución muy limitada y minoritaria.

No tengas miedo (2011)

No tengas miedo (2011)

El 2011 supuso un nuevo punto de inflexión en la trayectoria profesional de la actriz, que protagonizó dos nuevos largos cinematográficos además de hacerse con el papel principal de Isabel, mi reina, en la ya mencionada producción histórica de Diagonal TV. Previamente pudimos verla en Extraterrestre (Nacho Vigalondo, 2011), una divertida comedia romántica de ciencia ficción del autor de Los cronocrímenes (2007) y, sobre todo, la indispensable No tengas miedo (Montxo Armendáriz, 2011), un sobrecogedor docudrama centrado en las víctimas de abusos sexuales en la infancia, donde Michelle nos ofrece la que tal vez sea la mejor interpretación de su corta pero intensa carrera (Isabel aparte). No es para menos. Su personaje es el eje sobre el que pivota toda la película, y la actriz lo aborda con una intensidad sobrecogedora. En sus miradas, en su silencio, en su incierto deambular sin rumbo de aquí para allá, intuimos buena parte del miedo y la angustia existencial que acompañan a Silvia y que cristalizan en el fallido intento de suicidio al arrojarse del taxi. En una inversión siniestra de valores, lo cotidiano se vuelve aterrador y la ciudad pasa de ser un entorno acogedor a convertirse en un laberinto del que es imposible huir, y en el que la protagonista parece condenada a regresar una y otra vez junto a su abusador; mientras que la residencia familiar, lejos de ser un refugio, supone la expresión última del infierno del que Silvia intenta – infructuosamente – liberarse sin conseguirlo hasta casi el final de la historia, cuando tras enfrentarse a sus miedos y a su atormentador cara a cara la joven decide tomar las riendas de su existencia y empezar una nueva vida, haciendo así honor al título de la película.

Tenemos que hablar (2016)

Tenemos que hablar (2016)

Tras varios años de dedicación casi exclusiva a Isabel (2011-2015)(1), Michelle ha aprovechado el final de la serie para retomar con fuerza su faceta como actriz cinematográfica. En breve estrenará Nuestros amantes (Miguel Ángel Lamata) junto a Eduardo Noriega, mientras que aún está presente en nuestros cines con Julieta, lo más nuevo del genial realizador manchego Pedro Almodovar. Sin olvidarnos de Tenemos que hablar (David Serrano) donde Michelle comparte de nuevo protagonismo junto a Hugo Silva. Todos estos papeles (y los que vendrán) han servido para terminar de descubrirnos a la excepcional interprete que Michelle Jenner lleva dentro (y que algunos ya intuíamos desde sus primeras apariciones televisivas y cinematográficas). Sin embargo, este no es – ni mucho menos – el final del camino: a una persona tan joven y con tanto talento como ella aún le quedan muchos – y muy buenos – proyectos por ofrecernos, y nosotr@s esperamos estar ahí, a lo largo del camino, para hacernos eco de todos y cada uno de ellos.

Julieta (2016)

Julieta (2016)

(1) En el 2013 se editó en DVD Todas las mujeres, de Mariano Barroso, versión cinematográfica de la serie de televisión del mismo título rodada en 2010 para el canal televisivo TNT, donde Michelle interpretaba el papel de Ona.

(2) A la hora de realizar este artículo hemos omitido las teleseries (como Inocentes o La princesa de Éboli) y las películas de animación (p. ej. Tadeo Jones, o Atrapa la bandera) con el fin de dedicarles un análisis más exhaustivo en el futuro.

Tenemos que hablar, por Silvia Estivill

Tenemos-que-hablar-Hugo-Silva-y-Michell-Jenner
Podríamos decir que el argumento básico de una comedia romántica, es que dos personas se conocen y bromean entre ellas, pero a pesar de la atracción obvia hay algún factor que impide su relación. Si a la  definición, le añadimos los adjetivos español y actual, el matiz se amplía, la descripción se transforma automáticamente, en un relato de enredo y humor amable, en el que el boom patrio, cuyo punto de inflexión fue Ocho apellidos vascos, alcanza aunque de una manera sencilla y muy previsible la ampliación del género.
David Serrano (Una hora más en Canarias, Días de fútbol) después de un parón de casi seis años, resurge con una comedia simple y  encantadora, que ya conocemos, cuya base son, esas fatídicas tres palabras que tanto miedo dan y que no auguran nada bueno: Tenemos que hablar.
Nuria (Michelle Jenner) lo tiene todo y el día a día la sonríe, tiene una vida perfecta, con un novio perfecto con el que se va a casar, sólo tiene un fallo, que sigue casada con su ex, Jorge (Hugo Silva), que a diferencia de ella, su vida es un desastre, está en paro, su casa se cae a pedazos, no tiene novia y nada le sale bien. Ella ha conseguido superar la situación y necesita pedirle el divorcio sin hundir más a Jorge, para ello tendrá que ingeniárselas y darle el golpe de gracia a su relación, pero sin hacer sangre, algo muy difícil.
Para el reparto actoral de la película David Serrano ha contado con una pareja con chispa, más que conocida, gracias a la serie Los hombres de Paco cuya relación en pantalla, tuvo en vilo a la población española durante la friolera cifra de cinco años, Michelle Jenner (la serie Isabel, No tengas miedo) y Hugo Silva (Mi gran noche, Musarañas). Una pareja, con una química en pantalla innegable y cuya complicidad, se palpa desde el primer minuto de metraje, nos ofrecen unas  interpretaciones impecables que convencen, reafirmándonos que se mueven en el género como peces en el agua. Hay que recalcar que la pareja protagonista, sobre todo nuestra querida Michelle, ha ido creciendo en el terreno actoral día a día, si la comparamos con la serie producida por Globomedia, antes mencionada. Entre los actores secundarios hay que destacar a Ernesto Sevilla (Pagafantas, Spanish movie) haciendo más o menos lo de siempre, el típico colega, amigo del protagonista, que está en todos los “fregaos “, protagonizando un buen puñado de situaciones absurdas, que aunque su papel, al igual que todos, está poco perfilado y de manual, pone el punto cómico al enredo, y quedándose con la gran mayoría de sonrisas de la sala. Hay que acentuar la participación de Verónica Forqué (Kika, Bajarse al moro) y Óscar Ladoire (El negociador, Alegre ma non troppo) como los padres de Nuria y víctimas de las erróneas decisiones económicas del pasado de Jorge, que ponen ese contrapunto de lujo a la cinta y recuperándolos para el actual boom de la comedia.
Con el marco actual de la crisis económica y social de trasfondo, que podría ser perfectamente  otro protagonista de la película, David Serrano combina ese costumbrismo de comedia sentimental, con una crítica a la sociedad, pero sin llegar a profundizar ni mojarse, siendo una pelicula políticamente correcta, cosa que hay que agradecerle, centrándose en la relación de la pareja protagonista, que es en general lo que interesa y  el enredo de libro que funciona, muy  y muy bien.
Hay que destacar que en este tipo de películas los buenos diálogos son fundamentales y en este caso concreto, cumplen con creces, ya que al ser rápidos y amenos, no hacen que la película pierda su ritmo, con lo que no puedes aburrirte en ningún momento.
La trama, cuyo concepto de ruptura, peca de una larga lista de tópicos propios de la televisión y las series, en los que el humor y el enredo forman parte de la vida diaria, está tratada de una manera tan sencilla y simpática que consigue su propósito, el simple y puro entretenimiento de escuela,  pero que engancha.
Si estás buscando una película que se va enredando minuto a minuto, de corte clásico, que conoces el final desde el primer momento, pero que eso no le quita ni un mínimo de encanto, llena de tópicos y situaciones enrevesadas, que entretiene, obligándote a dejar fuera de la sala tus problemas, Tenemos que hablar es tu película.

 

Pasen y disfruten.

 

Ficha Técnica:

 

Tenemos que hablar / Director: David Serrano / Año: 2016 / País: España / Guión: Diego San José, David Serrano / Fotografía: Juán Carlos Gómez / Género: Comedia.

 

Trailer de la película en Youtube:

 

 Sobre la autora:

 

Silvia EstivillSilvia Estivill es redactora y responsable de comunicación en la web de cine, series y TV El Palomitron. Pueden seguirla y leer sus artículos y reseñas sobre el mundo del Séptimo Arte a través de su cuenta en Twitter, @sestivill (Cínema Adicción).

 

Trailer y cartel de “Julieta”

Cartel_Julieta

Hoy hace diez días desde el estreno de Tenemos que hablar, y puede que quién se haya acercado hasta las salas de cine para disfrutar con esta gran comedia protagonizada por Michelle Jenner y Hugo Silva haya tenido la oportunidad de contemplar, de propina, el trailer oficial de Julieta, la nueva película del realizador manchego Pedro Almodovar en la que nuestra actriz favorita tiene un papel destacado.

Uno de los cineastas más populares y relevantes de las últimas décadas, Almodovar se ha caracterizado siempre por su talento a la hora de seleccionar el reparto de sus películas, en especial el reparto femenino, del que siempre ha sabido extraer grandes interpretaciones. Ahora, la protagonista de Los hombres de Paco e Isabel, mi Reina, ingresa por méritos propios en el selecto club de las Chicas Almodovar, lo que no hace sino confirmar el excelente momento profesional por el que atraviesa su carrera, y que se consolidará en breve con el estreno de Nuestros amantes, de Miguel Ángel Lamata, junto a Eduardo Noriega.

Entretanto, si ya habéis visto Tenemos que hablar, podéis dejar vuestros comentarios sobre la película aquí o en el Facebook Oficial de la web. ¡Un saludo cordial y nos seguimos leyendo!

Página 1 de 7012345...102030...Última »