MichelleJenner.com en el estreno de Tadeo Jones (contado por Jon)

Bueno, dado que mi compañero ya ha abierto fuego subiendo su crónica del preestreno de Las aventuras de Tadeo Jones y de como conocimos a Michelle, ahora es mi turno de contribuir aportando mi visión personal del evento, aunque la verdad es que él lo ha hecho tan bien, y ha sido tan explícito que poco me resta por contaros. Siempre he tenido la impresión de que Jaime es muy generoso a la hora de valorar mi contribución a la web, cosa que le agradezco, aunque sinceramente creo que todo el mérito le corresponde a él como creador de la página o a Michelle, por inspirarnos con su simpatia y su talento.
Tal y como él ha explicado en su crónica, hacia tiempo que llevábamos dándole vueltas a la idea de asistir a algún acto público de Michelle (preestreno o similar) no sólo con la esperanza de conocerla sino porque nos parecía que era algo interesante para la web y para todos los admiradores de esta gran actriz que nos visitan. Hago un inciso para aclarar que si nuestro único objetivo en la vida fuese conocerla y sacarnos la foto con ella, ya habríamos colgado el cartel de “Cerrado por vacaciones hasta nuevo aviso”. Por el contrario, la amabilidad de Michelle y su familia no ha hecho si no reforzarnos en nuestro propósito de seguir trabajando al servicio de su persona y de todos sus fans.

Volviendo al tema en cuestión, fue hace un par de semanas (día arriba o abajo) cuando Jaime me comentó que (¡por fin!) había la posibilidad de que don Miguel Ángel nos invitase al preestreno de Las aventuras de Tadeo Jones en Madrid y ya de paso poder charlar un rato con ellos, con Michelle y su familia, que también asistían al acto. Una vez recuperado de la impresión le pedí a Jaime que me avisase cuando fuese algo seguro para poder organizar el viaje ya que tenía que desplazarme desde Asturias y volver en el día por motivos personales. Toda una odisea, vamos, pero que al final mereció la pena. Por cierto que ese fue también el día en que mi compañero y yo nos conocimos en persona, ya que hasta entonces sólo nos habíamos comunicado por correo electrónico, algo que también pareció sorprender mucho a los Jenner, aunque en esta sociedad moderna de la información todo es posible, como diría Sheldon Cooper. De hecho, creo que uno de los puntos fuertes de la web es la buena química que hay entre Jaime y un servidor, y la forma en que nuestros respectivos talentos se complementan (me refiero en el terreno laboral, no me sean malpensados).
El domingo 26 recibí por fin el correo de confirmación de Jaime así que me apresuré a preparar la mochila y sacar los billetes para el viaje de ida y vuelta. Como el preestreno era en las afueras de la ciudad, en los cines Kinepolis, tuve que hacer más trasbordos que Willy Fogg dando la vuelta al mundo, pero al final, tras un recorrido de varias horas y casi quinientos kilómetros llegué a la Ciudad del Cine a las 17:30 de la tarde. Como Jaime había quedado con don Miguel Ángel a eso de las siete, habíamos acordado vernos un poco antes para conocernos, charlar e irnos poniendo al día. Para hacer tiempo me senté a tomar algo en la terraza del Burger King de los cines mientras leía un rato en mi E-Reader. Al poco llegó Jaime y tal y como él apunta en su reseña, no tuve ningún problema en reconocerle a la primera, y creo que él a mi tampoco. Al fin y al cabo, ya nos habíamos visto aunque fuese en foto, y los dos somos buenos fisionomistas.
A falta de quince minutos para las siete, decidimos ir acercándonos hasta la entrada principal, dónde habíamos quedado con don Miguel Ángel y que ya empezaba a estar repleta de gente que, como nosotros, acudía al preestreno. Para matar el rato fuimos haciendo algunas fotos para ilustrar el artículo y aquí, como bien cuenta mi compañero, la mala suerte nos jugó una mala pasada. Antes de salir de viaje había puesto a cargar mi móvil, el MP3 y hasta el Reader, pero no la cámara, porque no era mía. No me apetecía ir cargando con mi Canon EOS y todo su juego de objetivos, así que pedí prestada una Nikon, sin comprobar el nivel de la batería. Por desgracia, tras sacar una docena escasa de fotos la cámara dijo “Me muero” y, en efecto, se murió. Menos mal que pudimos salir del paso con los móviles y gracias a don Miguel Ángel, que fue quien nos sacó las fotos con Michelle y posteriormente se las reenvió a Jaime por correo.
Einstein decía que el tiempo es relativo y debe ser cierto, porque aquellos contados minutos en la entrada de los cines mientras esprábamos a Michelle y a sus padres se nos hicieron más largos que la excursión de Sam y Frodo camino del Monte del Destino. Curiosamente, yo también sentía cierto interés por conocer a don Miguel Ángel, aunque por motivos diferentes a los de mi compañero. Jaime y yo somos de generaciones distintas, él es mucho más joven mientras que un servidor hace tiempo que cruzó la barrera de los 40, por lo que se puede decir sin temor a exagerar que ya era un gran admirador del trabajo del Sr. Jenner en sus variadas facetas de interprete, actor de doblaje o presentador antes incluso de descubrir a Michelle. Y es que como le comenté a él ese día (y bien saben los que me conocen) soy un apasionado del séptimo arte en todas sus facetas.

(Esta foto me encanta… parecemos los guardaespaldas de la Primera Dama, ja, ja, ja).

Haciendo gala de una puntualidad exquisita, los Jenner aparecieron a la hora señalada. Jaime ha descrito muy bien la escena y además tenéis las fotos para haceros una idea, por lo que sobra decir que Michelle lucía tan espléndida y radiante como de costumbre si no más, ya que era la primera vez que la podíamos admirar en persona. Conocer a tus ídolos puede ser algo anticlimático, porque a veces la gente no es como te la has imaginado y te puedes llevar más de una decepción, pero este no fue el caso, ya que la actriz y su familia fueron de lo más encantadores. Nos saludaron a la llegada y, como bien ha explicado Jaime, quedaron de nuevo con nosotros a la salida para charlar con calma un buen rato, momento que aprovechamos para hacernos la inevitable foto de recuerdo con Michelle, la cual se interesó gentilmente por nuestro trabajo en la web y nos dió las (inmerecidas) gracias por nuestra labor al frente de la misma, cuando en realidad todo el mérito es suyo, tal y como decía al comienzo de esta crónica. A riesgo de resultar un poco pesado me atreví a pedirle que me dedicase el cartel y la carátula de No tengas miedo (que ya tenía firmados por su director, el Sr. Armendáriz) y aproveché para enseñarle algunas fotos de mi hija (Aquí tengo que explicar que cuando la niña nació Michelle tuvo el precioso detalle de escribirnos un correo dándonos la enhorabuena a mi pareja y a mi por el feliz acontecimiento. Además, ya se sabe que los padres primerizos somos unos pesados que sólo sabemos hablar de nuestro retoño).
Para no extenderme más de la cuenta, si habéis leído a Jaime ya sabréis como acabó la cosa. Al cabo de un rato Michelle y su familia se retiraron de vuelta al hotel, y Jaime y yo aprovechamos para dar una vuelta por la ciudad, cenar y tomar algo mientras todavía estábamos flotando en la nube. Me imagino que para Michelle sería una jornada más dentro de su ya de por sí ajetreada existencia, pero para nosotros había sido una experiencia inolvidable, de esas que atesoras para toda la vida. Poco más puedo añadir, salvo dar las gracias a un montón de gente: a Jaime, porque él lo empezó todo y sin su empeño e inspiración no hubiesemos estado ahí; a don Miguel Ángel, por invitarnos; a su señora, por su simpatía y amabilidad; y como no, a Michelle, por ser una gran persona además de una intérprete excepcional. Y como no quiero pasarme del tiempo o me quitan el micro de las manos, este parece un buen momento para escribir FIN.

PD – Releyéndome con calma, tengo la impresión de haberme extendido mucho para no decir nada que Jaime no hubiese contado ya y mejor que yo, pero es lo que nos pasa a los profesores, que nos enrollamos más de la cuenta hablando de cosas que no le interesan a nadie. ¿Y ahora? Parafraseando a uno de mis autores favoritos: ¿Qué hacer cuando has alcanzado una de tus mayores objetivos en la vida? Volver a empezar e intentar hacerlo mejor todavía. Pues eso.

2 comentarios en MichelleJenner.com en el estreno de Tadeo Jones (contado por Jon)

  • Zuasoft

    Muy bueno Jon. Aunque me acabo de enterar que tienes una Canon EOS, la próxima vez traétela hombre, cargo yo con ella si hace falta :P. Ya sabes que gracias a ti. No exagero cuando digo que el 90% del mérito de la web en el último año es tuyo e indirectamente el logro de haber conseguido conocerla. Tengo que añadir en este punto, que contamos con tanto detalle nuestra experiencia porque creo que es bueno que los fans puedan leerlo de primera mano, no para darles envidia sana, si no para hacerles partícipes a ellos de todo esto, al fin y al cabo jon y yo erámos sólo dos representantes de la enorme cantidad de fans que tiene Michelle. Y es bueno que sepan cómo es en realidad Michelle y por qué no, en el futuro, seguramente sean ellos los que vivirán estas experiencias (y ojala puedan contarlas también en esta web, que al fin y al cabo, es una web para todos los fans de Michelle)

  • aniko0001

    Hola! me gusta aqui….bonito imagenes y todos noticia….jejeje Feliz cumpleanos Michelle!

Deja un Comentario

 

 

¿ Cuánto da la suma de 6 + 8 ? (obligatorio)

Deja tu comentario. Puedes utilizar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


¡ Gracias por tus comentarios ! Spam, insultos, ... se borrarán.

Regístrate en Gravatar para mostrar tu imagen junto a los comentarios de este y muchos otros blogs